ENTROPIA Y PALABRAS

El entropismo alcanza a todos los territorios que nos rodean y como no lo iban a hacer con el lenguaje y las palabras que lo integran. Las palabras envejecen, se deforman, cambian su significado. Se juntan y se separan de forma anárquica, pero sobre todo pierden su semántica y el desorden inunda textos completos de forma que textos antiguos en un mismo idioma pierden su valor y no pueden ser leídos por cualquiera sino por expertos que las recomponen según sus propias ideas. En estos esbozos las palabras son más importantes que las imágenes porque son la razón de todo. Toda la escritura que aparece está hecha manualmente, tratando de que las palabras se transformen en imágenes o ayuden a las imágenes reforzándolas, fundiéndolas, distorsionándolas. Es una mezcla desorganizada sin un orden preconcebido. Todo es pura improvisación, intuición hacia el resultado final. Para realizar estas imágenes apalabradas he partido siempre de pequeñas imágenes sin sentido, para ir luego completando el esbozo siguiendo el camino que una pintura te marca, en suma, dejándome llevar por el color, por las formas y por las palabras colocadas en huecos, refugios y otros lugares que según mi opinión formaban el todo que iba buscando. No son nada, solo son ideas incompletas surgidas de una semilla y construidas poco a poco hasta alcanzar una mezcla imposible. Quizá pudieran servir como ilustraciones en algún libro imaginario afectado por una imaginación desbordante donde lo que importa no es lo que se dice sino lo que el lector es capaz de entender o asimilar. 

Están realizados en la primavera de 2018, en papel Guarro para Esbozos de 297X420 mm. Pincha AQUÍ para ver las pinturas.