muerto viviente.png

Winter is coming

EL INVIERNO ESTÁ LLEGANDO. Lo presiento, siento el frío de la nieve, que va calando los huesos y cambiando los paisajes, los objetos que nos rodean y sus contornos, las formas de la naturaleza, la apariencia visual de las cosas y no nos damos cuenta de que debajo de lo informe, el desorden crece y destruye su alma, su calor, lo que antes era vida hoy camina silenciosamente hacia la desorganización, hacia la homogeneidad, hacia el frio eterno de los espacios estelares. Pero que nadie se asuste, esto no ocurrirá ni hoy, ni mañana. Solo quiero que sepan que el invierno se acerca y que su fuerza destructora, el desorden, la descomposición, aumenta siempre y nos afecta a todos y a todo. La entropía es el nivel que mide la profundidad que va alcanzando la descomposición, la señal que nos dice cuanto sube la temperatura del mal. Es una dimensión nueva por la que nos movemos sin saberlo, ajenos a sus consecuencias. Siento que la entropía va subiendo y que el invierno se acerca.


 

 

Los protagonistas de Juego de Tronos se dan cuenta de que el frío está empezando a penetrarlo todo y no saben si ese invierno que viene de detrás del muro, los matará a todos o sobrevivirán si se unen para derrotar a la muerte blanca que avanza lenta pero irremediable. Yo soy pesimista, la muerte blanca que viene hacia Poniente para destruirlo todo, es la entropía que avanza. Los esfuerzos que hace John Nieve para alertar de la catástrofe son como el Entropismo en la pintura, intentos para expresar que el arte puede servirnos para descubrir el manto que cubre la verdadera realidad, la de una sociedad en descomposición en la que la entropía avanza y lentamente nos va convirtiendo en famélicos miembros que caminan insensibles, corroídos por deseos dictados desde la oscuridad, afectados ya por el mal.

Juego de Tronos es una metáfora del Entropismo.